Vendedores invadieron zonas de seguridad y no había autoridad que aplicará el reglamento.

GurúNOTICIAS

Vendedores invadieron zonas de seguridad y no había autoridad que aplicará el reglamento.

GurúVisitas 74,483

Un volumen excesivo de pirotecnia y la invasión de la zona de 12 metros de distancia entre locales del mercado de San Pablito provocaron la explosión en cadena el martes pasado, que ocasionó la muerte de 33 personas, 42 lesionados y hasta el momento 12 desaparecidos.

Juventino Luna Rodríguez, director de Fomento Artesanal y Promoción de la Pirotecnia del gobierno municipal de Tultepec, Estado de México, admitió que días antes del siniestro comerciantes invadieron el espacio de 12 metros que separa un puesto de otro para evitar una reacción en cadena cuando se suscitara una explosión en algún local.

Aunque fueron retirados, no dudó en que los comerciantes insistieron en ampliarse en esa zona de seguridad para comercializar un mayor volumen de juegos pirotécnicos durante esta temporada decembrina, sin descartar tampoco que algunos hayan almacenado un volumen excesivo de mercancía que desató la explosión en cadena que devastó el mercado de 300 locales.

“La pirotecnia almacenada, al estallar, alcanzó a siniestrar los locales contiguos por la ocupación de la zona prohibida establecida como medida de seguridad”, reconoció Luna Rodríguez.

Recordó que desde la creación del mercado en 1998, autoridades de Protección Civil estatal fijaron un “espacio de amortiguamiento” de tres metros de distancia entre cada puesto para evitar una explosión en cadena, pero este espacio era constantemente  invadido por los comerciantes en su intención de ampliarse en la temporada decembrina, por lo que se establecieron 12 metros de distancia para descartar tragedias como la que viven hoy familias de Tultepec.

Ese año la explosión en un taller en el Barrio de San Agustín afectó aproximadamente 100 casas y murieron diez personas, lo que obligó a establecer esta medida de seguridad.

“Es una constante que algunos comerciantes siempre intentan ampliarse e invadan esta zona de amortiguamiento establecida como una medida de seguridad”, afirmó el funcionario municipal.

Aseguró que para el almacenamiento de los juegos pirotécnicos se utilizan vitrinas de vidrio en locales contrapuestos, de una superficie de seis metros cuadrados cada uno.

Luna Rodríguez dijo que este municipio se caracteriza por las actividades pirotécnicas, una industria peligrosa, de las cuales concentra alrededor de 40 por ciento de los permisos nacionales para su elaboración, comercialización y transporte.

En ese sentido, el alcalde de Tultepec, Armando Portugués, precisó que cerca de 30 mil habitantes dependen directa o indirectamente de esta actividad, “de ahí la importancia de reactivarla. El gobierno municipal tiene la obligación de trabajar para recuperar el espacio que se perdió, porque no fomentar esta actividad provocará el clandestinaje y eso va contra lo que hemos combatido”.

Una vez que se realicen los peritajes de la Procuraduría General de la República y se libere el terreno, se trabajará con la mesa directiva del tianguis para limpiar el lugar y se buscará apoyo de las autoridades estatales y federales para perfeccionar los protocolos de nuevo diseño e iniciar la reconstrucción, sostuvo el alcalde.

El gobierno municipal buscará por todos los medios la reconstrucción y apertura del mercado y reactivar la actividad pirotécnica, agregó.

El edil señaló que este gobierno será solidario con los familiares de quienes perdieron a un ser querido, tanto con los gastos funerarios como con los hospitalizados.