Gracias a la corrupción y a los malos gobiernos en México y al de Trump, nos jodimos todos.

GurúNOTICIAS

Gracias a la corrupción y a los malos gobiernos en México y al de Trump, nos jodimos todos.

GurúVisitas 192,183


Desde el inicio de los comicios electorales de Estados Unidos, Salma Hayek fue una férrea opositora de Donald Trump; ahora que el empresario es presidente, la actriz agradece vivir en Londres. Considera que el actual gobierno ha desestabilizado a los estadounidenses, situación que conoce porque, dice, está acostumbrada a que malos candidatos gobiernen.

En ese sentido, piensa que México y Estados Unidos cada vez se parecen más en la forma en que se están gobernando.

“Nosotros los mexicanos no podemos ser tan optimistas porque venimos de un país donde es una epidemia la inconsciencia social, México está llena de cazadores, de malos gobiernos y a ellos no les importa a quién se llevan entre las patas, hemos tenido muchos presidentes a los que no les importa y les vale lo que nos pasa”, expresa en entrevista con EL UNIVERSAL.

Salma considera que los mexicanos en Estados Unidos son quienes quizá mejor han sabido llevar esta situación, a pesar de que serán los más afectados por el nuevo gobierno republicano. Explica que México lleva décadas y décadas de malos gobernantes y, para muestra, el estado que la vio nacer.

“Mira cómo está mi Veracruz, cómo pueden hacerlo tan descaradamente, cómo duermen y andan de huidos. Aquí se jodieron todos, se jodió toda la gente que se quedó en la calle, desamparada y sin tener que darle a sus hijos, trabajando con sueldos miserables, también se jodieron los que robaron, porque no creo que tengan una buena vida estando prófugos, aquí no gana nadie, es una cosa horrible”.


Para la actriz de 50 años, las primeras maniobras que ha tomado Trump como presidente son de temer. Confiesa que no le sorprende porque sabe lo que es que mientan a los mexicanos y que los gobernantes abusen del poder.

“Todos los movimientos que está haciendo Trump los sabemos nosotros los mexicanos. Dice que quiere crear nuevos trabajos a través de la electricidad pero, claro, seguramente porque sus amigos se estarán beneficiando.

“Los mexicanos sabemos cómo es ese sistema de la gente que entra al poder para hacer negocio propio y decir mentiras al pueblo, pero los americanos no están acostumbrados y quizá no son tan cínicos. Esta canción nos la sabemos de memoria nosotros, ya los hemos visto hasta el cansancio”.

Salma, quien llegó al Sundance Film Festival, reconoce que en la cinta que presentó en esta ciudad (Beatriz at dinner, en la que interpreta a una mujer mexicana que es terapeuta de gente acaudalada de California, existen muchos paralelismos entre Donald Trump y lo que se cuenta en la historia que protagoniza.


Por ello alaba la visión del guionista Mike White, porque retrata a estos grupos de poder que desde hace años viven en Estados Unidos y de los que nadie se había percatado, como tampoco del dolor que pueden causar.

“La película presenta a personajes egocentristas con una inconsciencia social, el absoluto egocentrismo, porque eso es lo que es el racismo, este club de egocéntricos existe desde hace muchos años y con fuerza en Estados Unidos, y Mike tuvo la visión de verlo y los demás nos dimos cuenta en el proceso electoral, pero siempre han estado”, expresa Hayek, quien se presentó en el Festival, cuyo canal Sundance TV transmite en México su ciclo 10 Days of Sundance.

 

Extraña Veracruz. La actriz asegura que aún extraña su natal Coatzacoalcos, pero no ha regresado en años, pues, a pesar de amar su ciudad, no queda mucho ahí para ella, lo que no implica que sienta nostalgia.


“Tiene mucho que no voy, mi mamá quiere que vayamos pero, ¿sabes? Me pongo a pensar y la imagen que aún conservo de Coatzacoalcos es que es un hermoso y gran lugar, algo que quizás ahora ya no haya, ahora está lleno de fábricas, hoteles y eso que recuerdo quizá no exista más”.