Las canciones más sensuales del rock en español para arder en deseo

GurúMÚSICA

Las canciones más sensuales del rock en español para arder en deseo

GurúVisitas 5,820

A mediados de los 70, el rock se expandió por una Latinoamérica convulsa, de democracias de papel o dictaduras que si bien han cambiado, en el fondo mantienen la misma inercia. El llamado “rock en español” se posicionó musicalmente en contraposición a la imitación decadente que el rock ‘n’ roll hispanohablante cultivó durante la década anterior. Aquellos mensajes más contestatarios quedaron enterrados, prohibidos por los distintos regímenes políticos y militares. 

Al quedar clausurada la protesta, el rock se enfocó en el cuerpo. Entonces se apoderó de la escena regional y con ello del ferviente deseo de millones de jóvenes latinoamericanos que encontraron en sus letras las pulsiones de sus primeras experiencias sexuales. Los mensajes aumentaron en intensidad en las décadas siguientes, la sensualidad tomó tintes latinos de la mano de acordes cadenciosos y voces provocativas, creando un sonido más propio y reconocible con dos vertientes: aquellos que se acercaron más al erotismo por medio de letras insinuantes con fuerza en los bajos y los que decidieron ser más directos.

Estas son las canciones más sensuales del rock en español: 

‘En la Ciudad de la Furia’ – Soda Stereo

 
“Me dejarás dormir al amanecer
entre tus piernas
entre tus piernas…”

‘Peligro’ – Ely Guerra   

   
Y en el éxtasis de un beso
imagino más que eso
y te pido… juégate”.

‘Quisiera ser alcohol’ – Caifanes   

 
 “Quisiera ser alcohol
para evaporarme en tu interior,
quisiera ser alcohol
para evaporarme de una vez
y sentir lo que es pasión”.

‘Entre caníbales’ – Soda Stereo


Entre caníbales
el dolor es veneno, nena
y no lo sentirás hasta el fin,
mientras te muevas lento
y jadees el nombre
que mata…”

‘Sexo’ – Luis Alberto Spinetta


“Sexo, tu paso es confundir
los besos con el dolor
y es por eso…”

‘Cenit’ – La Castañeda 


“No, no quiero ser una sombra en el suelo,
quiero verme reflejado, transparente
en los espacios y los cielos a la orilla de tus senos,
colgado como cuadro en las paredes de tu vientre,
vagando en tus rodillas…”

‘Lucha de Gigantes’ – Nacha Pop

 
“Deja de engañar,
no quieras ocultar
que has pasado sin tropezar.
Monstruo de papel,
no se contra quien voy.
¿O es que acaso hay alguien más aquí?”

‘Beber de tu Sangre’ – Los Amantes de Lola  


“Podría gritar…
que me dejes beber de tu sangre”.

‘Polar’ – Zoé


“Bestia animal, 
la luna te mata, 
se hace polvo en tus labios, 
se desvanece en tus pechos finos”.

‘Canción Animal’ – Soda Stereo


“No me sirven las palabras,
gemir es mejor…”

‘Hasta que dejes de respirar’ – Caifanes


“Antes del sueño déjame elevarte
tus oraciones, todos tus deseos,
hasta que calmes tu tempestad,
hasta que dejes de respirar”.

‘Trátame Suavemente’ – Los Encargados


“No quiero soñar mil veces las mismas cosas
o contemplarlas sabiamente
quiero que me trates
suavemente…”

‘Putita’ – Babasónicos


“Tenés que ser de todos,
la piel, los labios
donde roza la bambula,
serán mi prado, mi vergel”.

‘Jugo de Luna’ – Cerati


“Esta es la noche 
y de la noche son 
las cosas del amor, 
el corazón a media luz 
siempre se entregará”.

‘El duelo’ – La Ley


“Pero ese instinto
taurino de tu ser
me obligó a azotarte 
muy tiernamente…”  


La producción de temas con alto contenido sexual proliferó en el rock en español, especialmente después del hito que significó el lanzamiento de ‘Canción Animal’ (1990). El quinto álbum de estudio de Soda Stereo revolucionó la sensualidad en el rock latinoamericano, plagado de metáforas eróticas, riffs potentes que se pierden en la distorsión y la premisa constante de abandonarse al placer, tanto sonora como gráficamente. Su portada fue prohibida en multitud de países, los músicos venideros se inspiraron en él y la leyenda en la contraportada logra resumirlo de forma excepcional : “Para mayor placer animal, escúchalo a todo volumen”.   

También consulta esta nota en Cultura Colectiva.