El playlist que necesitas escuchar para superar a quien creíste era el amor de tu vida

GurúMÚSICA

El playlist que necesitas escuchar para superar a quien creíste era el amor de tu vida

GurúVisitas 283

¿Y ya tienes novia? ¿Y el novio para cuándo? 

Las preguntas más odiadas que cualquiera puede hacerte. Se sospecha que son siniestramente enarboladas por grupos de tías o cualquier sujeto que quiera romper el hielo en una cena –casi siempre– familiar. Cuando eso sucede, en tu mente pasan infinidad de escenarios, respuestas, groserías y altanería; sin embargo, te limitas a contestar con un tono mitad amable, mitad odioso: “No, aún no”, dices incómodo ante una risita pícara que intenta darte ánimos, pero lo único que ha causado es recordarte que estás solo y no tienes absolutamente a nadie –gracias tías–. 

De hecho, algo extraño pasa cuando estamos solteros, de repente vemos que todo el mundo está enamorado; caminas por la calle y delante hay personas besándose, otros están tomados de la mano, abrazados, jugando, bailando, riendo o simplemente manteniendo una plática cercana. A lo lejos podría decirse que son felices, irradian el máximo escaño de enamoramiento y no escatiman en presumirlo. Por eso y más comienzas al preguntarte si de verdad necesitas a alguien, tener la seguridad de recaer el peso de tu personalidad en una persona y juntos formar un equilibrio, un romance, algo que los científicos llaman reacción química y todos los demás amor.  


Hubo un tiempo que el sueño de muchos era enamorarse y ser feliz –quizá todavía lo es–. Todo recaía en el llamado “sueño americano”, una especie de doctrina que garantizaba la calidad de vida a través de simples modos de vida románticos y aparentemente fáciles; sin embargo, en la actualidad es imposible que aplique algo así. Y no, no es una postura nostálgica y depresiva de un soltero malhumorado, simplemente es la realidad del presente: la posmodernidad. 

En palabras de Zygmunt Bauman, la sociedad está conviviendo en la “modernidad líquida“. Según él, todas las relaciones interpersonales –amistades, relaciones amorosas o familiares– se vuelven inestables o fluidas. La metáfora se ha convertido en un reflejo de nuestro presente, es decir, preferimos estar solos y ser diferentes a tener una vida “tradicional” que sólo desemboca en dramas y conjeturas sin sentido, a un rumbo donde no hay amor más grande que el de uno mismo. Somos narcisistas y solitarios, herederos de intentos amorosos malogrados.  


En ese sentido la música trasciende a cualquier indicio de relación o tradición amorosa. Algunos artistas están empecinados en crear una atmósfera que retrate lo anterior: la soltería como un modo de vida, como una excusa para afirmar que el amor es un elemento que no necesariamente nos hace felices. Canciones de desamor como ‘Liar’ de LÉON reflejan el poder de engañar y derrumbar un vínculo que creíste era inquebrantable. 


Todos hemos pasado por eso alguna vez en la vida: nos han roto el corazón. Beyoncé podría parecer un fenómeno mediático insostenible, pero en canciones como ‘Broken-Hearted Girl’ sabe brindar la sensación de una ruptura. Aquí, una chica afronta un momento que no quiere ver frente a frente; la culminación de un amor y todo el cariño que implica estar acostumbrado a una persona aún cuando la relación está desgastada y prácticamente deshecha. 

Es en esos momentos donde las canciones tristes surten su efecto y nos hacen sentir mejor de alguna u otra manera. Tal vez por esa razón no entendemos cómo un grupo de personas sigue creyendo en el amor como algo tradicional y habitual. Por ejemplo, el 14 de febrero –día del amor y la amistad–, parece la Navidad exclusiva de los enamorados, ese día están frente a un mundo de color rosa, lleno de flores, muchos globos y escenarios color pastel. Para algunos es encantador, pero para quienes no tienen una pareja el ambiente emula incluso a un círculo del infierno no oficial que bien podría entrar en la “Divina Comedia” de Dante Alighieri.  


Si estás soltero, prepara tu día de los enamorados porque vas a aplicar una de las leyes básicas de la posmodernidad: conocerte a ti mismo y amarte como nunca has amado –algo que sin duda mereces–. Todo a través de un playlist de Desamor cargado de canciones como las de Beyoncé y LÉON que mencionamos anteriormente. Quizá con su significado tengan el poder de dibujarte una sonrisa sin la necesidad de toda la vorágine de San Valentín. No sufras por esquemas tradicionales, al final lo único que importa es perseguir el placer de la estabilidad emocional.    


Recuerda que el playlist de Desamor no incita el odio al día del amor y la amistad, simplemente hace de él algo disfrutable y único para todos los solteros del mundo. Participan en él artistas como U2, Oasis, R.E.M., exponentes del pop como Adele, Alex & Sierra o Pentatonix e íconos de la escena musical mexicana como Natalia Lafourcade y Reik. Descárgalo a través de Apple Music y busca ese placer digno de tu generación irreverente y única.  

También consulta esta nota en Cultura Colectiva.