La victoria de la ciudadana en Mexicali se explica a partir de una protesta decidida y permanente.

GurúNOTICIAS

La victoria de la ciudadana en Mexicali se explica a partir de una protesta decidida y permanente.

GurúVisitas 71

La sociedad de Baja California se ha unido y ha conseguido dar marcha atrás a legislaciones como la Ley del Agua, que pretendía incrementar el costo del servicio y concesionar el servicio a privados, y que el Congreso local apruebe por unanimidad eliminar el fuero para todos los funcionarios públicos e integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Pero, ¿qué están haciendo los bajacalifornianos para lograr cambios trascendentales en su sistema político? No sólo salen a marchar, dice una de las mujeres que integran el Movimiento Mexicali Resiste, en entrevista con SinEmbargo, sino son constantes en la protesta con una reacción decidida y permanente.

El 17 de enero por la tarde los bajacalifornianos obtuvieron una de sus primeras victorias: el Gobernador Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid dio marcha atrás a la Ley del Agua, aprobada el 30 de diciembre por el Congreso local, y que pretendía privatizar el líquido.

“He decidido una iniciativa para abrogar la Ley del Agua y dejar sin efecto su contenido, ésta es una decisión determinante y se da a solicitud de un amplio sector de la sociedad, soy sensible a lo que la sociedad siente”, dijo el mandatario panista en conferencia de prensa.

Dos días antes, el domingo 15 de enero, miles de personas salieron a las calles de Mexicali para protestar por el gasolizano y por la nueva Ley que pretendería concesionar el servicio para su operación y actualizar cada mes el precio.

La semana pasada, la sociedad de Baja California sumó un triunfo más: por votación unánime el Congreso eliminó la figura del fuero para jueces, diputados, magistrados, alcaldes e incluso el Gobernador.

María Guadalupe Mora Quiñonez, miembro del Movimiento Mexicali Resiste, cuenta en entrevista con SinEmbargo qué han hecho los bajacalifornianos para lograr cambios trascendentales en el sistema político de su entidad.

“Yo le llamo un despertar ciudadano. Siempre pensé que en el norte se darían grandes cambios, nunca perdí la esperanza”, dice la mujer que ha protagonizado actos de represión del Gobierno estatal y municipal.

El 7 de enero elementos de la Policía Federal, Estatal y Municipal desalojaron a los manifestantes de la planta de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Rosarito. Ese día hubo 16 heridos y 40 detenidos.

El lunes 13 de febrero, manifestantes del Movimiento Mexicali Resiste que protestaban en el ayuntamiento fueron encerrados en las instalaciones del Palacio Municipal  y luego encarcelados durante más de ocho horas. Uno de los detenidos fue Mora Quiñonez.

***

–¿Qué hacen los ciudadanos de Baja California que logran tirar leyes y que los legisladores del Congreso, en su mayoría panista, voten por eliminar el fuero constitucional?

–Yo le llamo un despertar ciudadano. Siempre pensé que en el norte se darían grandes cambios, nunca perdí la esperanza con los antecedentes que tenemos. Hay un hartazgo de la ciudadanía de ver las irregularidades que tienen los gobiernos, porque por más de 30 años hemos sido gobernados por el PAN [Partido Acción Nacional], entonces tenemos a un partido que está enquistado; pero el colmo fue la iniciativa del agua que cambiaba toda la estructura y se le daba un aumento al costo para uso doméstico, aunado al incremento de la gasolina, fue un franco hartazgo y despertar de la gente que dijo: “ya basta”.

–¿La propuesta de eliminar el fuero salió de la sociedad?

– Sí, fue de este empoderamiento, y de ver que ellos [los políticos] tienen protección aunque sean delincuentes. Es un reclamo para estar en el mismo plano, que pudieran también ellos rendir cuentas, ser juzgados, ser procesados, sabemos que es complicado, porque ellos tienen al Poder Judicial y a las instituciones.

–¿Cómo le hicieron con la composición del Congreso? La mayoría de los diputados son panistas [11].

– Ante la presión popular, por lo desprestigiados y repudiados que están decidieron. La sociedad está en otro plano; actuaron bajo presión.

–¿Qué tiene de especial la sociedad de Baja California que logra presionar a los políticos? En otras entidades, a nivel nacional en la Ciudad de México, por ejemplo, han habido grandes marchas y protestas y no se logra nada.

–Lo del agua fue la gota que derramó el vaso. Durante tantos años hemos soportando y analizando la situación. El pueblo de Baja California, los norteños, pareciera que somos muy pasivos, pero cuando despiertas en conciencia, cuando te llenan el vaso, hay una reacción que es permanente, decidida, constante, eso ha hecho que históricamente en el norte se den estos cambios. Nosotros seguimos a pesar de la represión. El lunes negro, el 13 de febrero, hubo una represión del Gobierno municipal, porque están defendiendo a empresarios corruptos que deben más de mil 300 millones de pesos en predial; entonces, ante eso decidimos que haríamos una desobediencia civil acordonando con las manos al municipio. Ellos acordonaron con una valla metálica y con 150 policías adentro. Nosotros afuera hicimos una cadena humana. La policía municipal nos atropelló a varios compañeros, nos detuvieron sin ningún delito que perseguir, nos encarcelaron y nos tuvieron más de ocho horas, seis incomunicados, hasta que llegaron los abogados y se promovieron los amparos. Pero estamos más firmes y más decididos que nunca, sabemos que ellos se van a defender, pero somos mayoría y tenemos la certeza de que si un pueblo no lucha por defender sus derechos, sus garantías, entonces nos vamos a seguir hundiendo como sucede a nivel nacional.

El Gobernador Francisco Kiko Vega dice que él no le teme a no tener fuero, que no se siente vulnerable, a pesar de las denuncias en su contra por corrupción. ¿Esta medida de retirar el fuero le afectaráal Gobernador?

–Sí, definitivamente, porque esto se hizo realmente por lo importante que es que no estén protegidos por toda la serie de irregularidades que se cometen. Tendremos que irnos con la protesta social y la vía legal. No son dioses,  si él dice que no le preocupa, que se atenga a eso, pero las desnucas se irán directas, se harán como corresponden. Hay mucha evidencia. Es cierto que las instituciones las tienen ellos, pero ahí viene la presión social aunada a lo legal. Si otros países pequeños como Guatemala han metido a la cárcel a ex Presidentes, en México ya tenemos que actuar, porque el pueblo pierde, hay tanta violencia, muertes, irregularidades que tenemos que asumir lo que dice el articulo 39 de nuestra Constitución: que el poder emane del pueblo. Sigue impulsar la revocación de mandato.

Hablando de las acusaciones en contra de los gobernadores, lo que sucedió en Veracruz con Javier Duarte, últimamente nos hemos enterado de la cantidad de dinero que despilfarraba la esposa en el extranjero. ¿Qué tipo de vida se dan el Gobernador de Baja California y su familia?, ¿corresponde a la que tenía antes de llegar al poder, o la sociedad ha visto una notable mejoría en su estilo de vida?

–Mira, él era un empresario común que tenía sus casas de empeño a través de un negocio familiar, pero sencillo. A partir de que entró a la vida pública tiene muchas propiedades y sí está muy evidenciado el enriquecimiento que ha tenido después de asumir cargos públicos, de traficar con influencias. Si él dice que no teme, que se atenga a las consecuencias, porque ya estamos cansados de eso, no podemos tener gobiernos que se enriquezcan cuando hay gente que no tiene ni para comer. Cada estado tendrá que hacer lo que le corresponda. En Baja California hay un hartazgo total, rebasaron el límite de la dignidad de las personas, esperemos que sea un ejemplo para todo el país, que se asuman como ciudadanos mexicanos y estemos dispuestos a seguir avanzando.