¿En verdad creen que nos dan atole con el dedo?

GurúOPINIÓN

¿En verdad creen que nos dan atole con el dedo?

GurúVisitas 4,325

O nuestros políticos creen que los mexicanos somos completamente idiotas o los idiotas son ellos porque creen que servirán las pantomimas que montan para lavar la cara frente a un problema de dimensiones épicas como el que representa Javier Duarte y su corrupción.

Mientras Javier Duarte sirvió al PRI, proveyendo de dinero ilícito para las campañas políticas, ningún priista se quejó de su corrupción, por el contrario, siempre lo defendieron a capa y espada. Decían que eran cuentos chinos lo que se decía de su gobernador, decían que eran infamias de la oposición, decían que Veracruz era el edén. 

Todo cambió cuando Duarte perdió la elección en su estado. Todo cambió cuando los priistas se cansaron de contener un dique de acusaciones que ellos mismos conocían. Fue entonces cuando, por fin, se pudieron documentar la sarta de pillerías de Duarte. Un caja de pandora que se abrió y que confirmó lo que todos ya sabíamos: corrupción, más corrupción y más corrupción. 

Hoy los priistas celebran la detención de quien fuera uno de los próceres del "Nuevo PRI", en palabras de Peña Nieto. Hoy los priistas han guardado para mejor ocasión los tuitazos de felicitación y agradecimiento para su gobernador (¿goberladrón?). 

Piensan que los mexicanos creerán la farsa que están montando al rededor de Duarte. Es evidente que Duarte se entregó de manera pactada y que a cambio de su silencio, que vale la libertad y tranquilidad de muchos, entre ellos el mismo EPN, el Gobierno ha dejado libre a su esposa, quien a pesar de tener órdenes de aprehensión en su contra le han dado su visado de impunidad. 

Duarte pasará seguramente algunos meses en la cárcel, después, seguramente, le inventarán una enfermedad grave que le permitirá mudarse a un hospital de lujo (como Elba Esther) y ahí podrá tener una vida cuasi normal, teniendo "escapadas" y disfrutando la compañía de su millonaria esposa e hijos. 

Esa, lamentablemente para todos nosotros, será la verdadera historia de el político más corrupto del mundo.