La Venganza de Elba

GurúOPINIÓN

La Venganza de Elba

Publicado el día 15 de Mayo del 2017
GurúVisitas 66,861

Por Salvador García Soto

Desde su celda-cuarto de hospital, donde se mantiene en reclusión tras habérsele negado el beneficio de la prisión domiciliaria, Elba Esther Gordillo ha operado, a través de sus hombres de mayor confianza, una alianza política y electoral con el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, para apoyar abiertamente a su candidata a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez, a través de la poderosa sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), la misma en la que despegó, en sus inicios como dirigente sindical, la maestra Gordillo.

La alianza, que aportaría al menos 250 mil votos del magisterio mexiquense, además de una red de apoyo electoral (promotores del voto, capacitadores y representantes de casilla), puede resultar decisiva en una cerrada elección entre la morenista Delfina Gómez y el candidato del PRI, Alfredo del Mazo, y ha sido más que confirmada con los mensajes que envió Gordillo, a través del ex secretario general del SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, y con la presencia este fin de semana del yerno de la maestra, Fernando González Yáñez, en un evento de apoyo a la candidata de Morena en Tlalnepantla.

Y para que no queden dudas, de que con la alianza AMLO-Gordillo en el Edomex, la maestra se estaría cobrando los agravios y “traiciones” que la han mantenido en la cárcel desde febrero del 2013, por órdenes directas del presidente Enrique Peña Nieto, hay que leer este párrafo del discurso que pronunció, en ese mismo evento de apoyo a Delfina, Rafael Ochoa Guzmán: “En el Estado de México, gobernado siempre por un mismo partido y lo que es todavía peor, por una misma familia, no podemos permitir que esto continúe. No podemos permitir que otro Peña, otro Eruviel, disfrazados ahora de Del Mazo, nos mantengan secuestrados y continúen saqueando el futuro de los mexiquenses”, dijo el ex secretario general del SNTE, cercano a Gordillo Morales ¿Así o más claro el mensaje a Los Pinos?

Con esta alianza, Elba Esther no sólo cobraría una venganza largamente planeada en sus más de cuatro años de prisión, sino que concretaría algo que intentó desde el 2006, cuando López Obrador era el favorito para ganar la Presidencia, pero que entonces el candidato del PRD se negó a pactar con ella. Entonces el fallecido Manuel Camacho y Ricardo Monreal le recomendaban a Andrés Manuel recibir a la maestra que pedía con él “cinco minutos” para ofrecerle el apoyo del SNTE a su campaña. “No, yo no me voy a reunir con ella; si lo hago serían los cinco minutos más caros de mi vida, me costarían algo así como 5 puntos del PIB”, decía entonces el tabasqueño que se negó a aceptar aquella alianza con Gordillo.

Pero esta vez, como dicen, se juntó el hambre con la necesidad. Elba Esther mandó en un principio a Fernando González a apoyar a Josefina Vázquez Mota, pero al mismo tiempo activó comunicación con Delfina, a quien conoce desde que era docente en el Estado de México. Rafael Ochoa hizo los contactos y Delfina comenzó a trabajar el tema con López Obrador. Para que el tabasqueño terminara de convencerse de lo conveniente que era el apoyo del SNTE en el Estado de México, hubo un “plus” ofrecido por Gordillo: “Tengo videos y documentos que comprometen a Miguel Ángel Yunes”, ex colaborador cercano de la maestra el sexenio pasado cuando lo hizo director del ISSSTE. Dicen que cuando Andrés Manuel escuchó eso, le brillaron los ojos y no lo pensó dos veces: “La alianza va”.

Hoy la pregunta es cómo impactará esta alianza Gordillo-López Obrador en la cerrada competencia y si el apoyo indudablemente importante del magisterio mexiquense podría inclinar la balanza y contrarrestar el poderío de la estructura priísta en estos comicios. Si eso ocurre y Andrés y su candidata se imponen y derrotan al priísta Del Mazo, la venganza se consumaría; en caso contrario, la maestra ya puede hacerse a la idea de terminar este sexenio en la cárcel.