Excremento de elfante, el oro negro para preparar el café más caro del mundo.

GurúCURIOSO

Excremento de elfante, el oro negro para preparar el café más caro del mundo.

Publicado el día 15 de Mayo del 2017
GurúVisitas 261


Diez años le ha llevado al canadiense Blake Dinkin encontrar la fórmula mágica de su hoy afamado café, el Black Ivory Coffe. Una taza cuesta más de 70 dólares en la cafetería de un hotel de lujo. Y su sabor es particular, según dicen los entendidos. Hoy es el café más caro del mundo, que ha llegado a desbancar al mítico Kopi Luwak que se cultiva en Indonesia.

El emprendedor canadiense, conocedor de la industria cafetera tras trabajar en proyectos del café de civeta en Etiopía, emprendió una búsqueda para aplicar sus conocimientos y crear una industria “más sostenible y que aporte un beneficio a la sociedad” mientras indagaba sobre la posibilidad de utilizar otros animales.

“Entonces fue cuando escuché que en época de sequías, los elefantes salen de la selva y se adentran en plantaciones de café en busca de comida. Esto crea un conflicto con los agricultores y muchos animales mueren envenenados”, comenta el empresario, quien desechó la idea de utilizar jirafas, cebras e incluso leones.

A lo largo de diez años y tras viajar por todo el mundo, el empresario se asentó en Tailandia donde ahora basa su producción en el poblado de Ban Ta Klang, en la oriental provincia de Surin, de su marca conocida como “Black Ivory” (marfil negro).

“Pensaba que iba a ser fácil: darle al elefante unas bayas para comer, que salieran, limpiarlas y secarlas, pero no fue así. Fue mucho más complicado, hasta 2011 no encontré un resultado que me satisfacía y aún trabajé más para mejorarlo. Hay gente que me ha tratado de copiar, pero todos en pocas semanas paran”, cuenta Dinkin.

“Ahora mismo trabajo con 27 elefantes que viven con otras tantas familias pobres, y a las que mi aportación les puede resultar más positiva”, explica Dinkin quien antes trabajó en proyectos de responsabilidad social corporativa.

Son las familias las que recogen uno a uno los granos de café que se encuentran en las boñigas de los paquidermos a cambio del pago de 350 baht (10 dólares o 9.3 euros) por kilo.

“Es una cantidad decente que pueden ganar en menos de una hora de trabajo si la comparas con los 7 bath (19 centavos de dólar o 18 céntimos de euro) por kilo que obtienen en la recolecta del grano en las montañas”, afirma el canadiense, al incidir que paga más que el salario mínimo por jornada -300 baht- en Tailandia.

Por cada 33 kilos de granos de café que consumen los elefantes, Dinkin solo recupera uno, ya que la mayoría se pierden mientras caminan por la selva, cuando se bañan en el río o al masticar.

La taza de “Black Ivory” puede llegar a costar más de 60 dólares y se puede degustar en hoteles de cinco estrellas y restaurantes con estrella Michelín, mientras los paladares más caseros pueden adquirir el producto por internet.

Con información de Sinembargo Mx. 



Notas relacionadas