¿Salinas en Morena?

GurúOPINIÓN

¿Salinas en Morena?

GurúVisitas 16,086

Columna de Alejandro Pérez Varela.

Nadie en Morena puede reclamar abiertamente que Ricardo Monreal está haciendo algo ilegal. Nadie. Ni siquiera su fundador, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, entre los líderes del movimiento hay una fuerte preocupación. Los acercamientos del Delegado, sus alianzas heterodoxas y acuerdos –en un partido donde pocos se atreven a tomar iniciativas que conlleven compromisos o riesgos– desconciertan a muchos.

Y sobre todo les hace preguntarse si AMLO está realmente al tanto.

–Ahora resulta que medios cuya razón es golpear a Andrés Manuel tienen un trato preferencial por Monreal –me dijo un funcionario delegacional de buen nivel, alarmado, buscando ponerme un ejemplo–. O columnistas que han vomitado sobre Andrés Manuel por años, mandan mensajes que claramente vienen de Monreal. Muy desconcertante.

Le pregunto si no ve moros con tranchetes y es puro pragmatismo, el de Monreal. Me responde que no sabe. Luego suelta una frase: “Nadie sabe, porque realmente nadie conoce hasta dónde han llegado las alianzas de Monreal”.

Pero hay pistas. Al menos de su pragmatismo.

Cuando Morena se levantó en contra del Corredor “Cultural” Chapultepec, Monreal se sentaba con autoridades capitalinas para impulsarlo. Es un ejemplo conocido. En Morena se dice que el presupuesto logrado por Monreal para su delegación es una graciosa lluvia de dinero cuando el resto de los delegados fueron castigados por la Asamblea y por el Gobierno federal. Ese es otro ejemplo.

–Lo que puedo decir es que Monreal aparece en una foto con [José Antonio] Meade [Secretario de Hacienda de Enrique Peña Nieto] justo cuando todos los delegados de Morena acordaron que cualquier negociación sería en bloque.

–Tiende lazos –digo.

–Sí, pero a costa de todos los demás.

Y me recuerda que cinco diputados de Morena se abstuvieron cuando la Asamblea Legislativa pasó el presupuesto millonario de Monreal y el castigo para todos los demás delegados.

Y me recuerda además su cercanía con Miguel Ángel Mancera, que es conocida y pública.

–Esa es habilidad del Jefe de Gobierno. Tiene sus canales para dialogar con Morena, incluso sin López Obrador. Así lo interpreto –me dijo un alto funcionario de la Ciudad de México, a quien vi hace unos dos meses.

A muchos en el Gobierno de la ciudad tampoco les hace gracia el acercamiento Monreal-Mancera. Sobre todo a los que buscan la postulación para Jefe de Gobierno por parte del PRD o como independientes, pero con apoyo del PRD.

Y los mismos morenistas, que tienen a Mancera como un enemigo tan real como el PRI.

–Ahora imagínate cómo están algunos dentro de Morena con la alianza de Monreal con Adrián Rubalcava –me dijeron recientemente.

–¿El de Cuajimalpa?

–La oreja de Carlos Salinas, Adrián Rubalcava. Con Monreal. Nada más imagínate.

***

Hace unas semanas, en la Asamblea empezó a escucharse que Adrián Rubalcava cambiaría de partido. Que estaban las pláticas en grande con Morena.

Rubalcava ha sido acusado de nexos con el crimen organizado, específicamente con Los Claudios. Una investigación congelada en tiempo de Ricardo Nájera en la FEADLE (como muchas otras en esa Fiscalía) no sólo lo vincula: culpa al Diputado del PRI de haber atacado a periodistas y medios como Aristegui NoticiasSinEmbargoCuna de Grillos, el periodista Francisco Zea de Excélsior y otros. Insisto: el expediente está congelado.

En esa misma investigación, que incluyó un periodo de escuchas telefónicas aprobadas por un juez federal, vienen ataques a políticos de todos colores, incluso del PRI.

En febrero pasado, Rubalcava dio un paso estratégico: durante la comparecencia de Ricardo Monreal en la Asamblea, una Diputada del PRI se paró a increpar al Delegado de Morena y Rubalcava, indignado, le quitó la palabra para que no siguiera y luego anunció que la demandaría y procedió formalmente contra ella para que la expulsaran del partido. Los dos son priistas y Rubalcava salió en defensa “de Morena”.

Luego vino un escándalo: Paola Félix Díaz. La Diputada federal denunció a Rubalcava en dos entrevistas: la primera en El Universal, la segunda en SinEmbargo. Amenazas de muerte, intimidación. De eso habla ella.

El proceso “de integración de Rubalcava a Morena” se detuvo de tajo.

Pero la alianza con Monreal, me dicen, es más fuerte que nunca.

***

Un líder de Morena me dijo: “Monreal está jugando con fuego o, más bien, está presionando a López Obrador a que se decida por él para la candidatura de la Ciudad de México con la amenaza velada de que, si no logra esa postulación, se va como lo hizo en Zacatecas, y juega su propio juego. Esa es su tirada”.

De allí viene, interpretó, la foto del miércoles de la semana pasada, donde aparecen Monreal y Mancera y se hacen mutuas invitaciones a sumarse a sus movimientos.

–La intención era decirle a AMLO: “Mira, el puntero de las encuestas de Morena tiene ya la invitación de Mancera para unírsele.

Me dijo que si Monreal se une a Mancera entonces podrían hacer fórmula para la Ciudad de México y la Presidencial.

Yo me tomo con reservas esa posibilidad. Hay que ver. Monreal tensa pero no revienta la liga cuando no le conviene.

***

Rubalcava habla con mucha soltura de su estrecha relación con Carlos Salinas de Gortari. Así ha sido durante años. No hay misterio en eso. Incluso, se dice, fue pareja de una hija de Raúl Salinas.

Ese mismo funcionario delegacional con el que me entrevisté me dijo esto:

“Si Monreal es lo que se dice de él, entonces Salinas ya tiene el video que buscaba”.

Se refería a  esos videos que son kriptonita para AMLO, donde colaboradores, cercanos o lejanos o lo que sea, piden ligas o bolsas de plástico para cargar fajos de billetes.

Esto último no lo creo. Digo, no quisiera creerlo: he conversado dos veces en mi vida con Monreal, y en las dos me ha parecido que no tiene un pelo de ingenuo.

Monreal, aspirante a la candidatura de Morena para la Ciudad de México, abrió ya oficina en Cuajimalpa, donde Rubalcava sienta sus reales, me contaron.

Eso lo creo. Y también creo que ya abrió oficinas en todas las delegaciones para preparar la elección 2018; dos fuentes me lo dijeron.

***

Le pregunté a un Diputado de Morena sobre la relación Monreal-Rubalcava y me contestó con esto:

–Gente de Rubalcava anda diciendo que ya se vienen a Morena.

Me confirmó, pues, el dato.

Luego le pregunté a un dirigente de Morena sobre el tema y me dijo:

–Eso nunca va a pasar.

El Diputado, sin embargo, me dijo que de todas maneras Rubalcava tiene serios problemas dentro del PRI, su partido. Hace pocos meses que buscó a Miguel Ángel Osorio Chong y fue hasta Gobernación, pero el Secretario no lo recibió. Eso me contó.

De acuerdo con las escuchas autorizadas por un juez federal en la investigación de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Alejandro Emiliano Zapata Sánchez, asesor de Rubalcava, ordenó una campaña en redes sociales contra el entonces líder del PRI capitalino, Mauricio López, un hombre cercano a Osorio Chong. “Putea a Mauricio López”, pidió Zapata, justo cuando elementos de la Policía Científica, división de la Policía Federal y dependiente de la misma CNS, lo estaban grabado.

***

Monreal está arriba de Claudia Sheinbaum y Martí Batres en las encuestas. Si las preferencias medidas son la única manera de decidir la candidatura, Monreal será el nominado.

Pero parece que las encuestas no son suficientes para una nominación.

Está, como ejemplo, Delfina Gómez, una maestra sin ninguna alianza y prácticamente una desconocida, que podría ser la próxima Gobernadora del Estado de México. Llega de la nada, pero está a un cabello de hacer historia: primera mujer Gobernadora, primera opositora en 87 años.

Y aún si no ganara Delfina, Morena se apoderará, casi es un hecho, de una buena parte del Congreso mexiquense, de alcaldías.

El crecimiento allí le dará un vuelo inusitado al movimiento de cara a 2018. Y la Ciudad de México y el Estado de México en manos de Morena es un pastel tan grande que, junto, puede causar empacho.

El problema de Morena con este ritmo de crecimiento es que necesita gente para operarlo. Y López Obrador no puede estar en todo.

Entonces se suman las Eva Cadena.

Entonces pasan los Adrián Rubalcava.

***

–¿Y el eslabón perdido? ¿Quién une esos dos extremos? –le pregunté al funcionario delegacional.

Luego del día en que lo vi, otra persona con la que también tomé café en los mismos días me mandó varias fotos por WhatsApp. Sin ningún mensaje. Sólo fotos.

En todas aparece Faruk Miguel Take con Adrián Rubalcava. En distintos momentos y con distinta gente, incluyendo Rosi Orozco, una política que inició su carrera cerca del PAN y tuvo y tiene cercanía con gobernadores del PRI como Javier Duarte, Eruviel Ávila, Roberto Borge, Rubén Moreira, etc.

Gugleo “Faruk Miguel Take” y me aparece primero su ficha de Twitter:

“Asesor del Dr. @RicardoMonrealA Jefe Delegacional en @DelCuauhtemoc y Diputado Local sup. por #Morena en esta VII Legislatura”.

Luego, en la tercera línea de búsqueda en Google, una nota de Excélsior de mayo de 2015 en la que Faruk Miguel Take y otros monrealistas “acusan a Héctor Serrano, titular de la secretaría de Gobierno capitalina” de espionaje y otros actos ilegales.

Era de los tiempos cuando Monreal y Serrano eran muy lejanos.

Esos tiempos quedaron muy, pero muy atrás.

Arriba, Rubalcava y el asesor de Monreal. En medio, en ambiente familiar. Abajo, el asesor de Monreal con Rosi Orozco, cercana a Rubalcava. Fotos: especial

***

Si Monreal es candidato a Alcalde de la Ciudad de México y (todos los números indican que) gana, en la siguiente es candidato a Presidente. No dije por cuál partido. Monreal ha estado en PRI, PRD, PT, MC y ahora está con Morena.

El poder en la capital ha hecho a todos aspirantes presidenciales: Cárdenas, López Obrador, Ebrard, Mancera. Monreal sería el otro.

Ricardo Monreal, ¿es fiel a López Obrador? Esa es la pregunta clave. Yo creo que sí, porque no está loco como para cometer un suicidio político justo ahora, después de tantos años.

Y conste que tengo esta frase apuntada en la libreta, de una de mis entrevistas: “El sueño de muchos que aborrecen a AMLO sería que Monreal fuera el candidato de Morena a la Ciudad de México. Si no gana AMLO, perdería tres veces: la Presidencia, la capital… y el futuro de Morena”.

Lo que sí advierto es que la expansión de Morena puede salirse de control. La sola posibilidad que alguien como Rubalcava ande cerca indica que, si no se cuida, Morena meterá al mismísimo diablo a sus filas.

Al diablo, o a Salinas.