Black Sabbath dice adiós a México.

GurúMÚSICA

Black Sabbath dice adiós a México.

GurúVisitas 262

CIUDAD DE MÉXICO.- The End Tour es el nombre de la gira que da por terminada la trayectoria musical de Black Sabbath sobre los escenarios a nivel mundial. Anoche le tocó el turno a México.

Estuvieron presentes líder Ozzy Osbourne, su líder, junto a Tony Iommi y Geezer Butler, fundadores del grupo, quienes hicieron una invitación especial al joven baterista Tommy Clufetos.

Pasadas las 21:30 se escucharon los primeros acordes de guitarras ásperas y ambientaciones infernales que dieron la bienvenida a El príncipe de las tinieblas, nombre con el que también se conoce al memorable vocalista Osbourne.

Con el tema homónimo llamado Black Sabbath arrancó el show, con una producción moderada: un par de pantallas laterales y una central, dejando en alto la instrumentación más allá de una parafernalia visual.

Osbourne vistió su peculiar gabardina negra, y en todo momento se mostró agradecido con sus fans mexicanos, quienes corearon cada una de las canciones preparadas para esta despedida.

“Fairies Wear Boots”, “After Forever”, “Into The Void” y “Snowblind”, fueron las rolas con las que emprendieron este viaje sonoro de pasajes oscuros y rock duro.

“War Pigs” fue de las primeras que desataron las emociones en su máximo esplendor y que cantó un Foro Sol lleno a reventar. Le siguieron “Behind The Wall Of Sleep” y “Hand of Doom”.

Otro de los momentos que explotó el ánimo de los presentes llegó con “Rat Salad”, y Tommy Clufetos se lució con un solo de batería demostrando su poder, que le mereció los aplausos generalizados.

En el resto del repertorio derrocharon metal extremo, que mantuvo las emociones, como “Iron Man”, una de las más queridas, a la que siguieron “Dirty Women” y “Children Of The Grave”. Luego desaparecieron los integrantes del grupo, con lo que dejaron claro que llegaba el cerrojazo.

Ozzy Osbourne apareció dispuesto a dar una más con su clásico “Paranoid”, la última que tocaron para deleite de los adoradores de Black Sabbath.

Tony Iommi, Geezer Butler y Tommy Clufetos, pasaron al frente del escenario junto a Osbourne, con una caravana final, mientras que –como en las viejas películas de horror– en las pantallas aparecían las palabras: “THE END”.

Con información de Proceso.