Gobierno de Puebla fue omiso en las primeras 72 horas en que desapareció Mara.

GurúOPINIÓN

Gobierno de Puebla fue omiso en las primeras 72 horas en que desapareció Mara.

Publicado el día 17 de Septiembre del 2017
GurúVisitas 5,140

El periodista Salvador García Soto escribió ara su columna de El Universal un balance de la actuación del gobierno del estado de Puebla, encabezado por Antonio Galy, con respecto al asesinato de la joven de 19 años Mara Fernanda Castilla, cuyo cuerpo fue encontrado ayer con signos de violación tras haber sido presuntamente secuestrada y asesinada por el conductor de la aplicación Cabify, Ricardo Alexis.

El hecho, escribe García Soto, "causó conmoción nacional no sólo por tratarse de una estudiante universitaria de 19 años cuyo único error fue haber confiado en un supuesto servicio “seguro” de transporte privado, sino también porque su brutal asesinato pone el dedo en la llaga de uno de los delitos más graves y crecientes en este México de la impunidad y la violencia: el feminicidio.

La actuación de las autoridades de Puebla, que no activaron los protocolos de búsqueda en las 72 horas siguientes en las que Mara fue raptada por el conductor, y tardaron una semana en ubicar al presunto asesino gracias a que se quedó con el teléfono celular de la estudiante, confirma una de las causas de que la violencia contra las mujeres vaya en aumento en todo el país y que, a pesar de programas y Alertas de Género, el fenómeno delictivo no se detenga en la mayoría de los estados y por el contrario se incremente con niveles de violencia cada vez más crudos y alarmantes.

Puebla misma, en donde gobierna el panista Antonio Gali y antes lo hiciera el hoy aspirante presidencial Rafael Moreno Valle, registra un repunte preocupante de asesinatos violentos de mujeres —365 casos denunciados del 2007 al 2015 y 48 casos hasta junio del 2017— que han llevado a varias instituciones y organizaciones civiles a exigir que se emita una Alerta de Género, algo a lo que se han resistido las autoridades panistas del estado.

En todo este doloroso caso de Mara Fernanda el gobernador Gali estuvo prácticamente ausente y nunca respondió a los llamados desesperados de la madre Gabriela Miranda que le pedía que la recibiera para saber “¿qué están haciendo para encontrar a mi hija?”. El mandatario panista sólo apareció ayer para confirmar, cual funesto mensajero, la lamentable muerte de la joven estudiante de Ciencias Políticas, a quien encontraron muerta, envuelta en una sábana de hotel, en un paraje a donde su agresor y conductor la había tirado después de haberla forzado y matado la misma noche en que en vez de llevarla a su casa, abuso de la confianza que ella tuvo al creer que estaba en un transporte seguro.

Eso sí, Antonio Gali tuvo el detalle de darle “el pésame a los familiares de la víctima” y lo hizo, dijo, “con profundo dolor”, ofreciendo que “el responsable está detenido y pagará por este crimen”. Al final sólo para eso les alcanza a nuestros gobernantes: para dar condolencias, pésames y condenas “enérgicas”, pero no para darnos la seguridad que merecemos, y mucho menos a una joven que, paradójicamente, se fue de Veracruz donde radicaba su familia, a Puebla, para ponerse a salvo de la delincuencia. Y en Puebla encontró, como muchas jovencitas y mujeres, una muerte atroz y su familia un terrible dolor, al igual que muchos mexicanos que ayer se conmocionaron por este doloroso asesinato. 

¿Cuántas más?" Con esa pregunta finalizó el periodista, pero más importante, le dejó al gobierno al gobierno encabezado por Galy muchas más preguntas por responder.  



¿Tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción o abuso de autoridad?
Mándalo al WhatsApp de Guruchuirer: 5535057455.



Notas relacionadas