El censo de afectados dejó fuera a muchos que verdaderamente perdieron su hogar.

GurúNOTICIAS

El censo de afectados dejó fuera a muchos que verdaderamente perdieron su hogar.

Publicado el día 12 de Octubre del 2017
GurúVisitas 243

Luego del sismo del 7 de septiembre, a Santa María Xadani, Oaxaca, llegó el presidente Enrique Peña Nieto, acompañado por el gobernador del estado, Alejandro Murat para recorrer la comunidad y prometerles que no se irían de ahí hasta reconstruir lo perdido.

Ese mismo día, el presidente, Murat y varios secretarios de estado iniciaron con el censo de las familias afectadas y, a toda prisa, salieron de Xadani.

El censo mal aplicado provocó que varias familias con graves afectaciones no obtengan los recursos ofrecidos.

Por ejemplo, Crisel Jiménez, albañil de profesión, explicó que la casa de sus padres quedó en ruinas.

“Aquí vinieron y repartieron tarjetas, supuestamente nos iban a apoyar con 120 mil pesos para los que perdimos la casa, pero hay algunos a los que no les llegó el apoyo así, sólo les llegó el apoyo parcial de 30 mil pesos, aunque sus casas están totalmente dañadas”, dijo en entrevista con Animal Político.

Su papá perdió todo “su casa ya no existe, pero el apoyo para mi papá llegó parcial, como si nada más tuviera que hacer algunas reparaciones. Eso lo decidieron los que anduvieron levantando los censos de las casas. ¿Por qué no se reconoció la pérdida total de la casa? No lo sabemos”, explicó.

Ni Crisel ni sus cinco hermanos, todos adultos y alabañiles, tienen las posibilidades económicas para reconstruir la vivienda que hasta el 7 de septiembre, era un cuarto de 4×4 metros y del que ahora nada más queda el piso.

“Mi papá está un poquito enfermo, y mi mamá tiene embolia, le dio como dos meses antes del sismo… se le durmió la mitad de su lado izquierdo. Entonces, después del sismo nos llevamos a mis papás de aquí, y por eso mismo, como no están aquí, no están recibiendo apoyo”, indicó.  

Los hermanos solo pudieron demoler lo que quedaba y quitar los escombros.

“En este tiempo, más de un mes desde el sismo, no hemos podido trabajar, apenas la semana algunos de mis hermanos consiguieron trabajo, porque en las obras no quieren exponer a los trabajadores, por el peligro de que siga temblando, por eso se detuvo el trabajo… por eso, ahorita están aquí mis hermanos, vamos a echar un techado de lona, aunque sea”.

Crisel explicó que reclamaron sobre el censo mal aplicado. “Nos tomaron la queja y nos dijeron que ojalá llegue el demás apoyo, pero no me aseguraron nada. Oficialmente, la casa de mis papás sólo tuvo daños menores… Da tristeza ver tantas casas, tantas familias sin un techo. Hay gente ya grande, mayores, como mi papá, que sufren”.

Este no es el único caso, pues el señor Rolando, un adulto mayor que vivía en una casa de adobe, también lo perdió todo.

En entrevista con Animal Político dijo “¡Daño parcial, me pusieron! Queremos ayuda del gobierno, porque nosotros no tenemos fuerza, pero el día que vinieron nomás tomaron la foto, pusieron un número de folio, y listo: nomás me dieron 15 mil pesos.”

De los otros 15 mil para sumar los 30 que le prometieron para reparar el “daño parcial”, no sabe cuándo se los entregarán.

Con información de Animal Político.



¿Tienes fotos y videos de algún acto de posible negligencia, corrupción o abuso de autoridad?
Mándalo al WhatsApp de Guruchuirer: 5535057455.